En imprenta se pueden distinguir dos grandes grupos en cuanto a papel se refiere, el papel estucado (o couché) y el papel offset. También existen otros tipos menos utilizados, algunos de los cuales veremos en este mismo post y otros en entradas posteriores.

Offset:

Es uno de los papeles más usados para imprimir. Se caracteriza por su porosidad, por lo que absorbe mucha tinta. Esta cualidad le proporciona una textura al tacto que trasmite sensaciones al tocarlo.

Aunque la blancura en el papel offset puede ser muy alta, no brilla, lo que lo hace ideal para la impresión de texto, y no tanto a la hora de imprimir imágenes, debido a que al absorber tanta tinta tendremos una pérdida de definición, además los colores aparecerán con menos brillo “apagados”.

Además, esta cualidad lo hace ideal para trabajos en los que posteriormente vamos a escribir o a utilizar con impresora de inyección o láser. Comúnmente usado para la impresión de libros, material de oficina (cuadernos, agendas, hojas de carta, sobres, tacos de notas…)

Podemos encontrar una gran variedad de opciones, blanco, crema, con verjura, reciclado, etc.

Estucado:

Junto con el papel offset, el estucado es el más usado en imprentas. En líneas generales el proceso de fabricación sigue los mismos pasos que en el papel ofset, con una diferencia: el papel estucado pasa por una serie de procedimientos adicionales, la aplicación de una capa de estuco y el calandrado, los cuales le proporciona unas características físicas muy diferentes a las del papel offset. Posee un tacto satinado y otorga un buen aspecto a las impresiones de imágenes, ya que los colores aparecen intensos y no apagados como en el offset. Esto se debe a que, al haber capa de estuco, ésta actúa como barrera y hace que la tinta permanezca en la superficie, obteniendo colores mucho más brillantes y atractivos.

Lo podemos encontrar con acabado brillo, mate o semimate.

Además, posee mayor cuerpo y consistencia que el papel offset (aunque lo usemos con el mismo gramaje). Sin embargo, no se recomienda para escribir sobre él porque el tiempo de secado es mayor y la tinta se absorbe despacio. Tampoco suele ir muy bien en las impresoras domesticas.

Puedes usar el papel estucado para imprimir revistas, folletos, catálogos…

Kraft:

También llamado “papel de estraza” , es una clase de papel grueso y basto de color marrón (aunque en la actualidad también podemos encontrar kraft blanco). Se fabrica con pasta química, sin blanquear y se le somete a una breve cocción. Es muy resistente al estallido, el desgarro y la tracción.

El papel Kraft es un papel procedente de la pulpa química producida en un proceso que tiene el mismo nombre, Kraft. El proceso Kraft, también conocido como pulpeo Kraft o pulpeo al sulfato, fue inventado por el alemán Carl F. Dahl. Su nombre procede del sueco y el alemán y quiere decir “resistencia o fuerza”, un término muy apropiado para este papel, porque, debido a los procesos de su elaboración, es más resistente que otras clases de papel convencional.

Los usos más comunes que se le dan a este papel es como envoltorio, junto con el packaging o etiquetas, pero cada vez lo vemos mas en productos de diseño en los que se utiliza el papel kraft como principal elemento estético, en los que se busca comunicar conceptos como “hecho a mano”, “natural”, ”tradicional”, “bio”, “rustico” etc.

Cartulina Grafica:

Es un material formado por varias capas de papel (cara, tripa, dorso) de pasta química. Una o las dos capas exteriores (cara y dorso) pueden ser estucadas, suele tener un mayor calibre y mayor rigidez que un estucado del mismo gramaje, lo que le da una resistencia óptima pero también asegura resultados de impresión excelentes. Es un papel evidentemente grueso y que solo lo encontramos en gramajes altos.

Tiene múltiples aplicaciones, Packaging de todo tipo, displays, calendarios de mesa, carpetas, tarjetas de visita o cubiertas de libros.

Folding:

El Folding es un cartoncillo similar a la cartulina gráfica pero con la diferencia de que en el interior cuenta con capas de pasta mecánica (también podemos encontrar alguno que mezcla pasta mecánica y química) y las capas exteriores de pasta química. Al igual que la cartulina grafica, sus capas exteriores pueden ser estucadas. Su nombre —‘folding’— es un calco de la denominación en inglés, folding box board (FBB). Su principal aplicación es el packaging aunque también es habitual en otros tipos de producto, como los calendarios de mesa, displays, etc.

En la próxima entrada veremos algunos papeles mas especiales o que nos han llamado la atención.